lunes, 5 de octubre de 2009

Octubre.


Cuando la noche llega y el viento frío empieza a soplar. Cuando todavía es de día un ratito más. Cuando las nubes descargan tormentas improvisadas para avisar de que ya está aquí. Esa época de castañas, chocolate y manta. Donde el día parece demasiado corto, donde las noches son insualmente cálidas. Ese mes de recuerdos, clima impredicible, sonrisas, catarros, películas y el aroma del frío. Ese mes de castañas, chocolate y manta. Ese mes que empezó con luna llena. Octubre. ``Ese mes que no quiso rimar tan bien con los cuatro últimos´´.
Para ti, mi chico de Octubre.