lunes, 29 de agosto de 2011

Siempre seremos jóvenes


Cuantísimas noches he pasado en vela en la cama, zozobrando de sueño en sueño buscando uno donde quedarme. Contando las horas, los minutos, los granos del gotelé de mi pared. Jugando a buscar la greca que antes cubría mi pared, jugando a ser un arqueólogo. El que busca historias perdidas entre papiros y monedas de oro. Cierro los ojos y creo mi propio lugar de fantasía, donde todo es posible, donde todo se sale de toda lógica. Al menos, toda aquella dentro de mi límite.
Donde sólo hay una regla: siempre seremos jóvenes.