domingo, 23 de noviembre de 2008

·



Quizás me equivoque al decir esto.
Quizás me confunda al pensar así.
Quizás esta no sea la manera.
Todavía no.
Dejar que la lluvia me moje la cara.
Subir a la cima más alta del mundo.
Sentir la arena fría entre mis manos, y notar las olas romper en mis piernas.
Coger aire y meter la cabeza en el agua hasta sentir que no puedo más.
Hacer y decir sin vacilar
Dejar de ser una estadística, pasar de un número a un hecho.
Reir, llorar, correr, saltar, gritar...
Hacer que vivir sea mi droga.
Ver la estela de una estrella fugaz y pedir un deseo.
Convertirse en el descubridor de ese nuevo mundo, convertirse en Anónimo Vespucio.
Hay veces que me gustaría no sentirme tan condicionado por el tiempo.Quiero ganarle la batalla. Me gustaría matar el tiempo clavándole las agujas a un reloj.