martes, 21 de abril de 2009

Porque las palabras se las lleva el viento



¿ A veces no te sientes tan a la deriva, que crees haber perdido el rumbo, y no sabes si lo que ves es real, no sabes si lo que oyes es real, ni siquiera si a quien abrazas es real, tampoco si tus sueños lo son, y te sientes tan, frágil, tan, frío, como tu reflejo en un espejo, y que te gustaría cambiar todo, cerrar los ojos, y que todo sea distinto, y que se puedan elegir los sueños a la carta, guardártelos en el bolsillo, y esconderlos bajo la almohada ?


Me acompañas a la deriva?

Esto es un regalo