domingo, 5 de abril de 2009

Tímidos trazos sobre un papel


Corre, niño, corre. Corre tras tu pelota, síguela, no la pierdas. Que el viento peine tus cabellos mientras vas tras ella. Que el sol caliente tu cara mientras la sigues. No dejes que llueva.
Corre niño, tras tu pelota.

Algún día te ganaré la batalla, locura.