sábado, 4 de abril de 2009

Te dedico un suspiro de mi mente




Una golondrina en una antena intenta mantener el equilibrio. Desiste, y alza el vuelo. Quizás, en busca del País de las Maravillas. Quizás, en busca de otra antena más consistente, una que no se balancee con el viento.
Y una bandada de pájaros la sigue hasta que los pierdo en la lejanía.
Progresión de ideas que salen de mi cabeza. Que tengo la boca llena de palabras que se deshacen como un terrón de azúcar.
Paradojas, paradigmas de lo imposible. Metáforas, arquetipos de la mentira. El artífice de sueños está trabajando en su nuevo proyecto. Será tan perfecto, tan real, que nadie podrá distinguirlo. Tan profundo, tan genial, que nadie sabrá si está soñando. Alcemos pues, todos el vuelo, hacia el País de las Maravillas.



``Porque no todos los vampiros acaban en ataúdes, ni todos los dragones desaparecen al amanecer. Fantasma con cuerpo o vampiro sin sed; un dragón sin alma o un sol sin amanecer.´´


Para ti, ·Ana·